Sobre bodas, un albatross y el Polo Sur – Samuel_Taylor_Coleridge: The_Rhyme_of_the_Ancient_Mariner

coleridge61

Samuel Taylor Coleridge

La Canción del Viejo Marinero

Argumento

Cómo un barco habiendo pasado la Línea fue llevado por las tormentas hacia el frío país del Polo Sur; y cómo desde ahí siguió su curso a la latitud tropical del Gran Océano Pacífico; y de las extrañas cosas que sucedieron; y de qué manera el Viejo Marinero volvió a su propio país. (1798)

 

PRIMERA PARTE

 

Un viejo marinero se encuentra con tres Galanes convidados a una fiesta de bodas, y detiene a uno.

Es un viejo Marinero, 
Y detiene a uno de tres. 
”Por tu larga barba gris y tu brillante ojo, 
Ahora, dime, ¿por qué me detienes?

Las puertas del Novio están abiertas de par en par; 
Y yo soy pariente cercano; 
Los invitados se encuentran; la fiesta comienza: 
Puedes oír el feliz clamor.”

Él lo detiene con su mano huesuda, 
”Había una vez un barco,” cita él. 
”¡Suéltame! ¡saca tu mano, pajarraco-barba gris!” 
Rápido su mano deja caer.

El Invitado-a-la-Boda queda hechizado por el ojo del viejo navegante, y obligado a oír su relato.

Él lo detiene con su ojo brillante- 
El Invitado-a-la-Boda se queda quieto, 
Y escucha como un niño de tres años: 
El marinero hizo lo que quiso.

El Invitado-a-la-Boda se sentó en una piedra: 
No puede elegir sino oír; 
Y así le habla el hombre antiguo, 
El Marinero de ojos que brillan.

“El barco saludado, el puerto despejado, 
tan felices pasamos frente a la iglesia, 
frente a la colina 
frente a la cima del faro.

El Marinero cuenta cómo el barco navegó hacia el sur con buen viento y despejado clima, hasta que llegó a la Línea.

“El Sol salió por la izquierda, 
¡Fuera del mar salió él! 
Y rayó brillante, y a la derecha 
Se metió en el mar.

“Alto y más alto cada día, 
hasta sobre el mástil a mediodía-” 
El Invitado-a-la-Boda golpea aquí su pecho 
Pues ha escuchado el fuerte fagot.

El Invitado-a-la-Boda escucha la música nupcial; pero el Marinero continúa su relato.

La novia ha entrado en el salón, 
Roja es ella como una rosa; 
Moviendo sus cabezas delante de ella van 
Los felices trovadores.

El Invitado-a-la-Boda golpea su pecho,
Pero no puede elegir sino oír; 
Y así le habla el hombre antiguo 
El Marinero de ojos que brillan.

El barco es arrastrado por una tormenta hacia el polo sur.

“Y ahora vino el golpe de la Tormenta, y él 
Era fuerte y tiránico: 
Golpeó con sus alas que todo cubrían 
Y nos ahuyentó hacia el sur.

“Con mástiles torcidos y proa sumergida, 
Como el perseguido a gritos y a golpes 
Aun pisa la sombra de su enemigo 
y hacia adelante dobla su cabeza, 
El barco iba rápido, fuerte rugía el estrépito 
Y hacia el ojo del sur escapábamos.

“Y ahora vino la nube y la nieve, 
Y hubo un frío extraordinario:
Y el hielo, alto como el mástil, vino flotando
Tan verde como la esmeralda.

La tierra de hielo, y de sonidos temibles, donde no había cosa viva para ver.

“Y a través de las corrientes los riscos nevados 
que sí daban un desolado brillo: 
Ni formas de hombres ni bestias vimos- 
El hielo estaba entre todo.

“El hielo estaba aquí, el hielo estaba allí, 
El hielo estaba todo alrededor: 
¡Crujía y gruñía, y rugía y aullaba; 
Como ruidos en lo salvaje!

Hasta que un gran pájaro de mar, llamado el Albatros, atravesó la niebla-de-nieve, y fue recibido con gran alegría 
y hospitalidad.

“Al fin cruzó un Albatros 
A través de la niebla vino;
Como si hubiera sido un alma Cristiana, 
Le gritamos en el nombre de Dios.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s